Pelota de Trapo

Apuntes de triunfo

16.Mar.2012 Escrito por  Leído 705 veces

Tres puntos que sirven para respirar. Un gol que valió por muchos otros atorados en la garganta. Un jugador que le dice adiós a su casa. En el fútbol, los números mandan aunque a veces también la razón. Ahora, no sabemos a ciencia cierta si el triunfo de los “íntimos” este martes sobre el Nacional de Uruguay sirva para tanto. Rescatemos, eso sí, la entrega derrochada por sus jugadores, quienes dentro del desorden imperante hicieron respetar la casa.

Con más empuje que estrategia (lamentablemente hay que acostumbrarnos hoy por hoy) supimos sacar adelante este encuentro trascendental para las aspiraciones del club. Bendito momento el de Fernández, nuestro querido José Carlos, cuando se elevó más que todos y de potente frentazo sometió la valla charrúa. Magistral el centro enviado por Montaño, luego de jalar marca y de pegarle al balón con precisión y veneno. “Vas a hacer tanta falta”, piensan preocupados los hinchas “grones”. Y razón no les falta.

Se erraron goles, al menos un par de ocasiones, y eso hay que corregir porque Alianza –pese a todo– es un cuadro grande y debe comportarse como tal. Si bien es cierto, la expulsión de 2 jugadores del equipo visitante ayudó en algo a que el rival limite su accionar, lo cierto es que en el registro Alianza ganó 3 puntos y eso es lo que vale.; aunque nuestro juego parezca el de un equipo que se arma sobre la marcha, aspirando solo a “ver qué pasa” en los 90 minutos, ya que “a lo mejor ganamos” o, en el peor de los casos, “perdemos y no hay problema, porque los hinchas ya deben estar acostumbrados a papelones internacionales”.

Sinceramente, nos falta mucho para crecer y coger una identidad que asoma cual fantasma en esta era de Pepe Soto como entrenador. Se aprenderá de los errores, seguramente, esperando que estos ocurran en la menor proporción posible. Mientras tanto, evitemos desangrarnos en la copa y hagámonos respetar como locales, eso siempre; ya que quizá por motivos reales no podamos aspirar a más. Vienen partidos complicados, como la revancha en Montevideo y los cotejos ante Vasco y Libertad en Lima. ¿Podremos sacar algo de ellos? Ojalá que sí.

Sé que el hincha anhela ver algo mejor, claro; cómo no soñar con jugarle de igual a igual a rivales bien ponderados. Y ganarles, mejor aún. En el proceso de aprendizaje uno se equivoca y también acierta, existe espacio para el rigor y para tomar medidas desesperadas ante situaciones de urgencia. Seamos serenos y prudentes, toquemos más el balón y que impere el orden. Si hallamos una estrategia será mucho mejor.