Pelota de Trapo

A pedir de copa

07.Feb.2012 Escrito por  Leído 674 veces

Falta muy poco para la hora de la verdad. Si antes parecía lejano; ahora ya no: este jueves Alianza debuta en una versión más de la Copa Libertadores, frente al Libertad de Paraguay, equipo que en los últimos años ha ido desplazando a grandes como Olimpia o Cerro Porteño en el primer plano futbolístico guaraní.

¿Tarea difícil? Seguro que sí, y más aún si el debut es en calidad de visitante. Si bien es cierto Libertad no es el campeón paraguayo; hace ya mucho tiempo viene siendo un rival de temer en el continente y esta vez no será la excepción. Los dirigidos por José Soto deberán mantener la concentración desde el primer minuto a fin de evitar lo que a menudo les sucede a los equipos peruanos: hacerse adelantar en el marcador ni bien se inicia el cotejo.

Por lo visto en los amistosos jugados podemos deducir que por lo menos 8 jugadores son inamovibles en el equipo de La Victoria, a menos que ocurran novedades. El lateral izquierdo podría ser Rabanal, quien arrancaría por primera vez en un partido y no conocemos a cabalidad cuál es su rendimiento hoy por hoy. Trujillo, a su vez, sería el más indicado pese a que en los últimos días se ha ocupado por hacer noticia con respecto a su salida o permanencia en el cuadro victoriano.

Los partidos de preparación han servido para ir soltando los músculos y acoplar, en la medida de lo posible, a los refuerzos en el equipo titular. Nombres, al parecer, hay: variantes en la mitad de la cancha con el fin de renovar ese sector, con jugadores como Albarracín y Aubert, quienes pueden ser alternativa a los ya casi fijos Hurtado, Bazán o el mismo Arroé; descontando la predilección del técnico por experimentados como Quinteros, Jayo y el “Negro” Gonzáles, por supuesto. En defensa, lo de Villamarín parece ser más seguro que el nivel que Carmona ofrece como lateral derecho.

Los uruguayos Ibáñez y Charquero, en defensa y ofensiva respectivamente, han cumplido de manera tibia. El primero y Ramos se irán asentando como los centrales; mientras que el delantero dependerá de su asociación con Montaño, el llamado a crear situaciones de gol.

Ahora, lo del chileno Meneses podría ser anecdótico en tanto que se especula podría regresar a Chile sin debutar oficialmente. Una joya más en medio de la desorganización que suele imperar por acá. Aguardemos que ello no sea inconveniente o  –en el mejor de los casos – deje de ser cierto para contar con su juego que, según lo sabido, sería de mucha ayuda ya que se trata de un volante con gran talento.

Salgamos a ganar y lograremos un empate; pues si salimos a empatar por lo general perdemos. Esto se ha convertido en una máxima y hagamos lo posible por darle la contra. Se vienen 90 minutos duros. Esperemos sea el inicio de una historia nueva. Hagámosla nuestra y estemos despiertos para no perderla.